domingo, 1 de noviembre de 2009

LIBROS

EL CERRITO
La obra maestra de Gio Ponti en Caracas


de Hannia Gómez
Fotografías de Giovanni Chiaramonti

EL CERRITO. La obra maestra de Gio Ponti en Caracas
Hannia Gómez, Fotografías de Giovanni Chiaramonte. Fundación Anala y Armando Planchart ULTREYA Edizioini, Caracas 2009 (pp. 360, Bs F 600,00)

"Era el año de 1953. Una pareja suramericana toma la decisión de dejar en las manos del director de la revista DOMUS, el arquitecto milanés Gio Ponti –a quien no conocían, excepto por la revista misma-, su más preciada posesión: la mejor propiedad de la ciudad de Caracas, ubicada en la colina más alta del valle con magníficas vistas que se pierden en el paisaje. Hasta aquí ya todo luce como una extraordinaria historia.
Pero todavía queda mucho por contar: el prodigioso Ponti nunca había estado antes en Venezuela; Armando y Anala Planchart, ambos caraqueños cultivados y amantes de las artes, no querían seguir viviendo en una casa tradicional; Ponti ignoraba cómo era la planta que produce las orquídeas; los Planchart eran no solo coleccionistas de orquídeas, sino que además querían exhibir su colección en su nueva residencia; y a pesar de que el arquitecto no estaba familiarizado con la distante Caracas, la señora Planchart pedía ver la montaña del Avila desde cada uno de los espacios que iba a concebir…
Y allí, sobre la mesa de dibujo en el estudio de Via Dezza se encontraron: Ponti y los Planchart, con más que un océano de por medio; ambos, frente a una enorme hoja de papel de croquis. La que más tarde se convertiría –según el mismo Ponti- en su obra maestra, se empezó a dibujar esa mañana, mezclada entre las imágenes de sus blancas casas mediterráneas de los 1940s volcadas sobre la vista del mar, y las formas adiamantadas que también formarían parte de la magnífica Torre Pirelli. La Villa Planchart –alias El Cerrito- y esta historia, multiplicada en cuatrocientas cartas dibujadas, en un profuso proyecto y en una exquisita colección de arte, objetos y muebles enviada expresamente desde Italia, en el año 2007 arribó a su 50 aniversario.
La Fundación Armando y Anala Planchart, propietaria de la villa desde 1975, ha impulsado la creación de un centro cultural en la propiedad, buscando velar por la preservación y mantenimiento de la villa y sus jardines y de un ancianato también construido por la pareja. Poco a poco, el arca italiana que una vez atracara en una colina caraqueña, se prepara para zarpar de nuevo, esta vez con las buenas noticias de su impoluto paraíso arquitectónico".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada